INICIO
BIOGRAFÍA
Mercante y pesquero
PLAYAS
PUERTO DE MALAGA
VELEROS DE PESCA Y M
MAR SOLA
1er. VIAJE DE COLON
Críticas prensa
Exposic en Rectorado
Diario de Colón
VIAJE DE COLON
Entrega a Museo
Entrega a Museo
A Cofradía de Mena
Presentaciones
Antología del Mar
CONTACTO
ACTO DE INVESTIDURA




ANTOLOGÍA DEL MAR

PRÓLOGO

           

  No sería extraño abrir esta publicación y notar un golpe de brisa de mar, la misma que, con toda probabilidad, ha servido de inspiración y aliento a Vicente Gómez Navas para conducirlo a tan buen puerto como el que ha arribado. Una primera lectura del contenido de esta “Antología del mar” sorprende gratamente por la pasión y dedicación que el autor y los grandes colaboradores invitados a participar en esta obra han puesto en sus páginas. Más detenidamente descubrimos aspectos históricos que Gómez Navas nos adelanta que pueden ser poco conocidos para la mayoría de los habitantes de los pueblos y ciudades que están estudiadas por su relación con el puerto de Málaga, caso de Vélez-Málaga, Ronda y Antequera. Por tanto, casi  más que una invitación a descubrirlos, nos plantea un reto, pero que duda cabe de que se trata de un atractivo desafío que, entre otras cosas, nos ayudará a entender la influencia del puerto de Málaga en el desarrollo económico y social de buena parte de la provincia, sin olvidar las relaciones militares y defensivas de antaño en el caso concreto de Vélez-Málaga y Torre del Mar.

 

            Sin embargo ahora es el puerto de Caleta de Vélez el que reclama su justo protagonismo dentro de Málaga y la Costa del Sol, ya que su lonja se ha convertido en la primera de la provincia por volumen tanto de negocios como de capturas. Así, durante 2003 facturó más de 6,6 millones de euros, casi el doble de lo alcanzado por la lonja de la capital, mérito que corresponde, en gran medida, a los pescadores de Caleta de Vélez y su zona de influencia, que han sabido luchar históricamente contra todas las adversidades, modernizando y ampliando la flota de barcos hasta situar las instalaciones portuarias en el privilegiado lugar que hoy se encuentran. El puerto de Caleta de Vélez, además, se ha convertido con el paso del tiempo en un referente turístico de primer orden, habida cuenta del importantísimo número de atraques existentes de embarcaciones deportivas, de ocio y recreo, y dada su cercanía al campo de golf de la localidad.

 

            Volviendo a la obra que nos ocupa, el Viaje del Descubrimiento, el Diario de Colón, la Anatomía de la Ola, o los Estados de la Mar (esa mar que a tantos pintores inspira también en Vélez-Málaga y la Axarquía) completan un apasionante trabajo artístico y divulgativo que generosamente Vicente Gómez Navas, ese humilde lobo de mar, deja fluir hasta nosotros como mansas olas llegadas a la orilla del saber, todo con la ayuda de un soberbio pincel en el que, seguro, a poco que nos fijemos descubriremos también restos de salitre. A nuestro alcance está el poder introducirnos e investigar en este particular mundo con la curiosidad y la fascinación del niño que ve por primera vez el mar. A ello les invito. Vicente, viejo marino, muchas gracias por acercarnos ese océano tuyo de conocimientos.

                                                                        

 Antonio Souviron

Alcalde de Vélez-Málaga

 

 

  PRESENTACIÓN DEL LIBRO Y EXPOSICIÓN DE ÓLEOS “ANTOLOGÍA DEL MAR”

POR SU AUTOR, GÓMEZ NAVAS, EN EL PALACIO DEL MARQUÉS DE BENIEL EN VÉLEZ- MÁLAGA.

 

  Esta presentación es una síntesis del texto que explica en el volumen  “Antología del Mar” su autor, las razones que han motivado la exposición y el libro que ha originado.

 

  Ilmo. Sr. Alcalde. Excmo. Sr. Presidente de la Academia Malagueña de Ciencias, Ilmos.   Sres. Académicos de Ciencias y Bellas Artes. Sres.Concejales. Queridos compañeros de la Junta de Desguace, Capitanes de   La Marina  Mercante. Sabios de la mar.  Amigos todos. Hoy traigo escrito lo que voy a decir, pero antes de leer permítanme  que me pronuncie sobre lo que ha dicho sobre mi el Dr. Cabrera. Y es  para comentar que son notablemente desmesuradas las cualidades que me atribuye y que posiblemente se deba a esa tendencia que tenemos los andaluces a exagerarlo todo. Me figuraba que diría algo bueno de mi, como es preceptivo, pero es que me ha sorprendido, y no sé que contestar....   Sí, lo se, y como soy buen andaluz lo diré en  puro romance, en romance paladino y todo quedará muy claro, dirigiéndome a él:

 

T´as pasao Paco, tas pasao.                                                                                                                 Bien, Sras. y Sres. Voy a intentar ser breve, pues como mucho de Vds. saben no soy hombre de discursos, sin embargo hoy me veo obligado a  explicar las razones de porqué esta exposición, “antología del mar” se encuentra  en este palacio. Exposición que ha generado el libro “el Puerto de Málaga y los anales de su vinculación con Antequera, Vélez-Málaga y   Ronda” , bajo el mismo epígrafe que  el título de la exposición,   así como aclarar también los motivos que me han llevado a definir ambas obras con estas denominaciones. Debería ser el presidente  de la Autoridad Portuaria el que presentase este libro en el que se incluye el catálogo razonado, pero como no ha podido venir, me ha pedido que lo disculpen..., Sr. Alcalde,-  Sr. Presidente. Y digo que debería ser él, ya que la idea partió de su persona . Seré más explícito: En 1997 centenario de la terminación de las obras del Puerto, inauguré el organismo de nueva creación, “Instituto de Estudios Portuarios” con una serie de óleos sobre la evolución que había  experimentado  el puerto durante el S.XX, puesto que existía un vacío en ese largo periodo al no haber surgido ningún otro pintor que se interesase en ello, siendo los últimos artistas del Diecinueve los que lo perpetuaron hasta la 1ª década del siglo pasado. La exposición originó un libro-catálogo que redacté “Puerto de Málaga 1887-1997, Breve  reseña histórica”  y que el presidente Enrique Linde quiso que lo difundiese junto a  los cuadros, en Vélez-Málaga, Ronda y Antequera, tras el beneplácito de sus alcaldes. Naturalmente, acepté, pero juzgué necesaria la inclusión  de unas separatas o apéndices sobre los lazos históricos  de estas ciudades con el puerto. Encontré la importante colaboración de los cronistas D. José Escalante de Antequera y D.Rafael Aguilera  de Ronda, y para Vélez-Málaga  el historiador, Dr.Cabrera Pablos que hoy nos ha ilustrado con su conferencia. Estos apéndices han sido prologados como introducción por los respectivos alcaldes, y que aquí, el nuestro, tras unas palabras sobre mi obra, que agradezco profundamente, resalta con justicia, la importancia del puerto de Caleta de Vélez, que con su pujanza ha llegado a convertirse –cito sus palabras-  en un referente turístico de primer orden con importantísimos atraques de embarcaciones deportivas y con una lonja que se ha convertido en la 1ª de la provincia con una facturación próxima al doble de la capital. En cuanto al deseo del presidente del puerto, de itinerar los óleos y la publicación, el tiempo transcurría y el proyecto sufría retrasos continuos, que cubría  redactando sencillas y cortas monografías sobre la mar, acompañándolas de óleos que ilustraba lo que intentaba  explicar, consiguiendo terminar una series de cuadros sobre los tipos de olas y estados de la mar. Estos sucintos textos pensé  añadirlos a la  publicación del puerto referida; y los óleos consecuentes presentarlos anexionados en la exposición portuaria sin saber aún como podría engranar en el libro estos temas  tan semejantes y a la vez tan dispares, como: notas históricas del puerto de Málaga; análisis de rompientes; comportamiento de la mar en el litoral y alta mar según el estado general del tiempo...y para colmo, introducir parte del Diario de Colón. Y esto último quería hacerlo por dos razones: la primera porque quería añadir a la exposición una serie de nueve óleos de gran formato que conservaba y que fueron presentados como aportación de Málaga a los actos del Quinto Centenario en la Expo. de Sevilla de  1992 con el nombre de “Viaje del descubrimiento” representando los  nueve acaecimientos entre los    que consideré más importantes de los anotados en el Diario del Almirante.  Y lo segundo porque conocía un interesante trabajo de  Angel Cilveti, compañero de la Academia de Ciencias que consiste  en unas notas aclaratorias muy apropiadas para complementar  el capítulo: “Fragmentos del Diario  de Colon” que tenía que añadir en el libro para      mostrar las frases que habían dado origen  a esos nueve óleos.   Con esto, el ángulo de las inclusiones se había abierto lo suficiente como para admitir nuevos aportes, y  como disponía   de algunas piezas en permanencia en varias galerías, más los que guardaba de épocas anteriores y las que podía completar, me brindaba la oportunidad de incorporar otra parcela de la mar en calidad de Obra Diversa, tanto para la exposición como para su inclusión  a modo de catálogo en el libro cuyo nombre estaba claramente prefijado  por la reseña histórica del puerto de Málaga y sus importantes colaboraciones como: “El puerto de Málaga y los anales de su vinculación con Antequera, Vélez-Málaga y Ronda”  bajo el epígrafe, ya lógico por su variedad sobre el mismo tema, de: “Antología del Mar” .

Es este, con 70 reproducciones a color con carácter de catálogo, una edición cuidada por Imagraf Impresores del que estoy muy satisfecho. En cuanto a su texto mi satisfacción se eleva, naturalmente no por mi aportación literaria, que aprovecho el momento para pedir  disculpas `por las posibles faltas o errores   que haya cometido, considerando que no es mi oficio, sino por las valiosas colaboraciones que he tenido, sintiendo un íntimo orgullo  que sus autores me honren con su amistad. En este  ejemplar,   han volcado su arte y saber, el Académico, eximio escritor y poeta: Manuel Alcántara. Los presidentes de la  Autoridad Portuaria: Francisco Merino (ya fallecido) y Enrique Linde. El presidente de la Academia Malagueña de Ciencias: Alfredo Asensi. El Académico, presidente de la Asociación de la Prensa: Julián Sesmero. El copresidente de Cajamar: Luis de la Maza.  Los alcaldes de Antequera: Ricardo Millán; de Vélez Málaga: Antonio Souvirón, y de Ronda:  Isabel Mª Aguilera. El archivero del Archivo Histórico de Antequera: José Escalante. El cronista de la ciudad de Ronda: Rafael Aguilera. El Académico Angel Cilveti  y el historiador y Academico: Francisco Cabrera.

Estos nombres son los que han hecho de este volumen una pieza de excepción, para mi, altamente apreciada.

El libro-que mucho de Uds. Ya posee- lo encontraran  en la sala de la exposición.  Exposición  que lleva este mismo título “Antología del Mar” al constituir un “todo” como un amplio abanico marítimo, y que está dividida en dos salas. En la primera se encuentra la obra razonada, que se compone de los temas ya señalados”El puerto de Málaga”, “Viaje del Descubrimiento” “Rompientes” como Anatomía de la Ola, y “Estados de la mar” y en la sala segunda se agrupa solo la “Obra Diversa”. Y ya termino, únicamente como final, quisiera  dedicar unas breves palabras de recuerdo a una persona que hace tiempo nos dejó y que 25 años atrás me prologó una exposición semejante a ésta, ya que se tituló “Homenaje al mar”.......  Hoy, en su patria chica  estaba obligado a rememorar al que fue  mi buen amigo, el Académico de la Real de San Telmo, Antonio Segovia Lobillo, Hijo Predilecto de esta tierra que tanto amó y que creo siempre estará en deuda con él.   

        Y no me extiendo más, pasemos por ello a refrescarnos con la visión del mar y sean benévolos en sus críticas.

 

Muchas gracias a todos.

 

PRESENTACIÓN DE LA ALCALDESA DE RONDA

Ante todo quiero agradecer a Vicente la oportunidad que brinda a Ronda y a su Ayuntamiento, a través de mi persona, de estar presentes en esta publicación que acompaña a una excelente colección de lienzos.

  Es Vicente un pintor que sabe recrear como pocos el maravilloso y mágico  universo que rodea todo el  mundo del mar .

  Efectivamente, y como él mismo comenta en su introducción, la vinculación histórica de Ronda con el puerto de Málaga es prácticamente desconocida para la mayoría de nuestros ciudadanos,  ya que no es fácil relacionar una ciudad tan metida entre riscos y peñas con la amplitud de horizontes de un puerto marítimo.

  Sin embargo, al leer las palabras de nuestro concienzudo cronista oficial, descubrimos con agradable curiosidad,  que esa relación con el puerto de Málaga existe desde tiempos inmemoriales.

  Por ello, no quiero extenderme más ya que son los expertos en la materia los que deben ilustrarnos. Sólo me queda felicitar a Vicente por esta obra ya que toda una vida dedicada al arte y al mar, bien merece el reconocimiento de  ciudadanos e instituciones.

        

  ISABEL MARIA AGUILERA GAMERO

  ALCALDESA DE RONDA

   

 

 ACLARACIONES SOBRE LA PUBLICACIÓN DE FRAGMENTOS DEL DIARIO DE COLÓN

   Mi interés en incluir en esta publicación algunas (la mayor parte) de las singladuras del Diario de Colón, obedece, por un lado, a lo que Angel Cilveti dice en sus comienzos: “aquellos días en los que se puede hacer más anotaciones al texto”, singladuras entre las que se encuentran los acontecimientos que me han servido para plasmar su situación en óleo; y por otro, al ofrecerle una amplia visión del viaje al lector, tiene la posibilidad de juzgar si los acaecimientos seleccionados son tan relevantes en cuanto a incidencia  o plasticidad como cualquier otro ocurrido en esta extraordinaria hazaña, donde todo, absolutamente todo, resulta notable. Centrándome más en la fidelidad histórica que en la belleza plástica de la obra, pese a que algunas, según las notas de Cilveti, no reflejaban la realidad, como a la del 9 de Agosto, en la que argumenta que no se tienen noticias de erupción del Teide por aquellas fechas.

    En resumen, se presentan los óleos no como los nueve acaecimientos más importantes, sino como nueve entre los cientos que ocurrieron en esa excepcional odisea, donde la longitud, una de las coordenadas para fijar la posición, no se podía calcular, ya que siendo en esencia tiempo y desconocer con exactitud la hora y distancia navegada, había que determinarla por estima, por lo que los errores de situación podían llegar a ser muy considerables, evidenciando aún más la magnitud de la epopeya.  

    Sobre la incorporación de las notas de Angel Cilveti, un trabajo aclaratorio y meticuloso que tenía que publicarse naturalmente con el Diario, era por ello, esta la ocasión ideal para que todos los que nos interesamos por la mar, los barcos, Colón y sus viajes, nos ilustremos con sus puntualizaciones.

     Aclararé unos detalles de algunos de los óleos: 15 de Febrero, verdaderamente un acaecimiento náutico no digno de resaltar, pero dada las supersticiones de entonces y el rumbo hacia lo desconocido de su derrota, cabe suponer el profundo impacto que debió causar en la tripulación.

     En el óleo 22 de Setiembre, por la posición de las velas y movimiento de la mar por viento racheado, se puede deducir los vientos contrarios que  sorprendieron y tranquilizaron al Almirante y le hicieron anotar este acaecimiento, que lógicamente  debió entorpecer el continuar viaje.

En la obra  12 de Octubre, las velas están orientadas de forma que el viento que incide sobre una de ellas, equilibra la acción del que sopla sobre otra, estableciéndose la maniobra de “a la corda”, como anota en el Diario.

 

 

Top

GOMEZ NAVAS | vgomeznavas@hotmail.com